Al día siguiente de subir la Pica d’Estats, decidimos subir los dos picos que nos quedaba para completar las cimas de Cataluña: Pico de Costa Cabirolera (Barcelona) y el Pugpedrós (Gerona). Así que salimos muy temprano.

El Pic Costa Cabirolera (2593 metros) es la cima de la sierra del Cadí y es el techo de la provincia de Barcelona. Se encuentra dentro del Parque Natural de Cadí-Moixeró que se sitúa entre las provincias de Barcelona, Gerona y Lérida, en el ámbito de las comarcas del Berguedá, el Alto Urgel y la Cerdaña. Está situado en los Prepirineos, sierra paralela a los Pirineos, y está formado por un tipo de roca, calcárea, que provoca el relieve abrupto; su cara norte es particularmente impactante.

Salimos desde Baro, dirección Sort y La Seo de Urgell. Desde aquí a Martinet (entre La Seo y Puigcerdá), y antes de llegar a Montellá, nos desviamos a la derecha y tras 21 km (15 de ellos por pista de tierra en “regular” estado), llegamos al Prat d’Aguiló, y a un pequeño aparcamiento donde dejamos el coche y desde donde se llega en pocos minutos el refugio “César A. Torras” (2037 metros). Pertenece a a la Federación Catalana de Montaña, y es uno de los que integran la travesía “Cavalls del Vent”, que en unos 97 kilómetros, une ocho refugios del parque natural Cadí-Moixeró.

 

 

El resumen de la subida, en datos, es el siguiente:

Altura mínima: 1985 metros

Altura máxima: 2603 metros

Altura media: 2317 metros

Desnivel positivo: 1162 metros

Desnivel negativo: 1155 metros

Pendiente máxima positiva: 56.1%

Pendiente máxima negativa: 50.0%

Pendiente media positiva: 15.9%

Pendiente media negativa: 17.4%

Total kilómetros: 14 km

Tiempo total: 4 horas y 45 minutos (Ida y vuelta)

Realización: 11 de agosto de 2012

Desde el refugio tomamos un sendero con un fuerte desnivel, que después de 2 km y de unos 400 metros de desnivel nos lleva en poco más de una hora al Paso de Gosolans (2407 metros) en la cresta de la sierra.

A la izquierda se encuentran los picos Aguiló (2494 metros) y Comabona (2547 metros), pero nosotros giramos hacia el oeste, nuestra derecha, siguiendo el GR-150.1, por un descarnado cordal en la ladera de Sierra Pedegrosa. Un sendero poco marcado, y con algún que otro desnive,l nos llevará a un pequeño valle a los pies de la cima.

Desde aquí el sendero se dirige a una pedriza que nos recordará –salvando las distancias–  la “tartera” de La Pica d’Estats. Un terreno que cede fácilmente y con gran desnivel: en un kilómetro algo más de 200 metros.

En una media hora nos encontramos en la cima donde hay una cruz de hierro y un vértice geodésico. Los cortados por la cara norte son impresionantes.

Vídeo en la cumbre del Cabirolera:

Para verlo directamente de Youtube, AQUÍ

Aquí nos encontramos con una pareja de hermanos. Con ellos compartimos un ratito de charla. Las fotos de rigor, descanso, reponer fuerzas y para abajo y al coche….el Puigpedrós nos esperaba.

¡De ahí venimos!

Pero antes paramos en el refugio a tomar una cocacola bien fría y donde entablamos charla con uno de los guardas. Le hablamos de nuestras intenciones de subir al Puigpedrós, y nos dijo que él había estado un tiempo trabajando en el refugio de allí y que le diéramos recuerdos al que cobraba en el aparcamiento de ese refugio. Y con ese recado nos fuimos para allá.

Mapa de la ruta en GoogleEarth:

 

Para descargar el track desde Wikiloc AQUÍ

 

Mas información sobre el vértice geodésico de Cabirolera AQUÍ