39.Torreblanca – Cantabria

Esta fue la ruta:

Y éste es el perfil con los datos:

Salimos de Marchena sobre las 9’00 hora con los ya célebres bocadillos de Fran. Esta vez el número de bocadillos aumentó porque nos acompañaba Manuel Ramón Ternero.D espués de una pechá (900 kilómetros y más de 9 horas de viaje)como solemos decir por Andalucía, llegamos a Cantabria, lo que para nosotros es  EL NORTE. Nuestro destino era Fuente Dé, lugar donde se encuentra el teleférico que nos llevará a una ruta de dos días por los Picos de Europa.

Antes de llegar, nos acercamos a Santo Toribio de Liébana, uno de los cinco lugares santos con jubileo (junto con Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Caravaca de la Cruz). Allí nos encontramos con un monasterio que atesora el mayor fragmento que se conserva de la verdadera cruz donde murió Jesucristo, el “Lignum Crucis”. Más información en http://www.santotoribiodeliebana.com/ . y allí nos plantamos como buenos peregrinos.

Después de la visita nos fuimos al camping de Fuente Dé para pasar la noche. Pero teníamos una preocupación, ya que estaba lloviznando y sabíamos de algún paso aéreo complicado en el Torrecerredo: ¿tendríamos el material necesario para subirlo? nosotros no llevábamos nada especial (ni cuerdas, ni arnés, ni mosquetones…), pero Manuel Ramón decía: “yo no me juego la vida”. Así que nos volvimos hacia Potes en busca de una tienda especializada, y nos encontramos con “Deportes de Aventura: Agosti Xtreme Sport” y a su dueño Oscar Agosti, gran conocedor de la zona y un especialista en abrir nuevas vías de descenso en esquí. Después de contarle nuestras penas, nos calmó un poco, y para que nos quedásemos tranquilos, nos ofreció 18 metros de cuerda de forma gratuita para que se la devolviésemos a la vuelta. Podéis conocer algo más de este hombre aquí http://artemont.blogspot.com.es/2010/01/pena-prieta-norte-por-oscar-agosti.html.


 Pasamos la noche en el albergue del camping EL REDONDO a 200 mtrs del teleférico

  

       

de qué se reirán estos dos????

 de mañana intentamos coger uno de los primeros pero ya estaba con autobuses en la cola, aún así fué rápido

     

Comenzamos lloviznando y con niebla, pero conforme ganamos altura todo cambia radicalmente

 

A eso de las 9’25 subimos en el teleférico y nos elevó 750 metros en menos de 4 minutos (de unos 1100 metros a 1850 metros). Nos metimos en las nubes y de pronto estas se quedaron atrás y el día apareció deslumbrante y completamente limpio. Allá abajo, nublado, aquí arriba, soleado.

     

Empezamos a subir por una pista concurrida (la mayoría del personal sube en el teleférico y se da una vuelta por allí arriba; otros suben con la bici y bajan por pistas…

sinceramente cuando encaramos las primeras moles de los Picos de Europa, tan altas y verticales, se nos mezcló a la vez, preocupación , ilusión y por que no decirlo, bastante respeto, ya que a la montaña nunca se le debe tener miedo, pero siempre un gran respeto.

        

              

Una vez dejado el desvío hacia el refugio de Áliva (Horcadina de Covarrobes), nos encontramos el murallón de las Agujas de Tajahierro con su punto más alto, el Peña Olvidada (2406 metros). Son picos afilados mirando al cielo, grandes moles de rocas…

y nosotros, pequeños seres sorprendidos por tanta majestuosidad.

 

    

Con leve subida seguimos hasta La Vueltona. A partir de aquí la senda se empina y el esfuerzo se hace exigente…y siempre nos acompañará a nuestra derecha esas paredes verticales, sueño de escaladores: Peña Vieja (anterior techo de Cantabria), Santa Ana, entre las dos, La Canalona…y Horcajos Rojos.

Toda la subida se hace por un circo glaciar, todo lleno de morrenas de fondo (bloques enormes de caliza), por terreno caótico. Unas veces por tramos rectos y otras en exigentes zig-zags,

  

por fin después de mas de hora y media empezamos a ver Cabaña Verónica, nuestra primera etapa

  

 

En una corta subida llegamos a Cabaña Verónica (2325 metros),

 Es parte de un porta-aviones norteamericano según nos explicó José, uno de sus cuidadores, traído a piezas y montado en este sitio, sirve de refugio (7 plazas apretados) quiosco y lugar de encuentro del que por allí pasa y pregunta .

Conrado Sentíes y su amigo el arquitecto Luis Pueyofueron los artífices de este singular refugio, que recibió el nombre de una de las hijas de Sentíes. La inauguración de Cabaña Verónica fue el 13 de agosto de 1961. La estructura del refugio procede de la cúpula de un cañón del portaaviones norteamericano Palau. La fundición Oberen de Sentíes se encargo de elaborar y numerar las piezas que se subieron a lomos de un caballo llamado “Rubio”. Tardaron 8 días en montarla.

 

    

Podéis ver en estos enlaces la construcción de Cabaña Verónica:

http://www.youtube.com/watch?v=yfJDB0qRGWI

http://www.youtube.com/watch?v=dF7V0YxVZYE

 

Pues bien, una vez orientados, nos encaminamos hacia nuestro objetivo del día, el Torreblanca

avanzamos a media ladera, aunque hay indicaciones que te pueden desviar, en ocasiones el suelo es como aguja de la erosión de la calcita

 

Desde Cabaña Verónica ascendimos por una loma hacia el noroeste (no hay camino, solo algunos hitos). Saltando entre grandes bloques de rocas, buscamos Hoyos Sengros, el cual bordeamos por la derecha, pasando por debajo del Tesorero.

Llegamos a la Collada Blanca, que divide Hoyos Sengros de Hoyo Trasllambrión. Hay que estar atentos y no salir de la zona hitada, ya que podemos subir más de la cuenta, y por lo tanto toca bajar por zona caótica de rocas afiladas como cuchillos (como nos pasó a nosotros) o bajar más de la cuenta hasta el fondo del hoyo, y que luego nos costará remontar.

 

Cada vez vemos mas cerca el Torreblanca flanqueado por neveros

Una vez en Collada Blanca giramos a la izquierda y comenzamos a subir faldeando por la izquierda sin perder de vista Hoyos Sengros, atravesamos varios neveros (por esta zona dejamos las mochilas),

 

descargados de las mochilas y tras un poco de comida, encaramos la última parte

y cuando quedaba poco para llegar a la cumbre se puso más vertical. Hubo dos treparon por la canal arriba y en línea recta subieron hasta la cima. y otro mas avispado encontró el camino sin el peligro de rodar canal abajo.

CUMBRE

ponerse de acuerdo

 Un poco de agua y comenzamos la bajada

recuperamos las mochilas y vuelta a Cabaña Verónica

 

poco a poco el Torreblanca va quedando atrás

aunque no lo parezca vamos dejando a nuestros pies un mundo diminuto de color

buen desnivel a media ladera, cuidado con equivocarse

volvemos a encontrarnos con este pequeño refugio galáctico donde descansaremos un poco antes de continuar a nuestra nueva etapa que nos llevará al refugio de Urriellu con el llamativo paso de Los Horcados Rojos

 

 

Aficionados a la fotografía disfrutando también del día, cada uno con sus cosas….

nuestra primera visión del Naranjo al fondo, en cuya base se encuentra el refugio

 

Muy puestos y pertrechados ellos

Los Horcados Rojos es una cumbre con una pared vertical de 300 mtrs que debemos descender y dispone de un cable para poder asegurarse. Manuel Ramón haciendo gala de sus dotes técnicas preparado con su arnés y mosquetones, nosotros como casi siempre de domingueros.

Hay que tener mucho cuidado con el desprendimiento de rocas que nosotros mismos podemos soltar

Nuestro héroe, después de algún problemilla técnico sin importancia

La cara norte del Tesorero

Encaramos ahora otra hora larga de camino con algunas subidas y bajadas teniendo de frente nuestro objetivo el Naranjo  

 Algunos curiosos vigilantes de las montañas. Los Rebecos

al fondo Los Horcados Rojos y delante el impresionante declive del Jou sin Tierre

JOU SIN TIERRE

Una última trepada para acabar bien el día

De frente ante el ansiado Naranjo de Bulnes, impresionante conforme te vas acercando

Al fondo Sierra Cuera y el Mar Cantábrico cubierto de nubes

Refugio de Urriellu

Casi el 90% son escaladores que pasan varios días en el refugio escalando el Naranjo desde varias alternativas, para después contarse sus experiencias del día. Viendo el Naranjo lo primero que uno  piensa es, “están locos”, pero debe ser algo grandioso el poder encarar este tipo de reto y disfrutarlo. Desde luego hay alternativas de escalada para todos los estilos posibilidades y niveles. Felicitaciones a los escaladores.

El refugio está bastante bien en general, tuvimos buena sintonía con la gente durante la cena que fue exageradísima y después a la última aventura del día, poder dormir algo entre ronquidos, y sueños entrecortados del Torrecerredo del día siguiente, con imágenes y sueños de trepadas aéreas imposibles. El colchón bien y el detalle del nórdico del Ikea está bien pensado. 

Al día siguiente, el tiempo era controvertido ya que se esperaba que empeorase al medio día, pero por la mañana aunque hacía sol había mucho viento, y al no tener la plena seguridad de que  le tiempo nos dejara subir y bajar antes de que empeorase, unilateralmente decidí que no  subíamos al Torrecerredo, sin ninguna oposición por parte de los colegas, lo que quiere decir que todos pensábamos lo mismo.

De esa manera, desayuno,recogida y vuelta por el mismo camino  hasta Funete Dé

No sin que Antes Manuel Ramón no encontrae la llave de su taquilla

           

destrepar  lo trepado

 

Al pasar por Jou sim Tierre, comprobamos como el Torrecerredo se nubla rápidamente,por lo que nos alegramos de nuestra decisión ya que nos hubiésemos visto en un posible aprieto

Comenzamos la subida por Horcados Rojos

NO es un “adiós” solo un  ” ¡¡Hasta Pronto!! “

 Con estas nubes si llegamos a subir……..

desandar lo andado hasta el teleférico

en el camino comemos algo e invitamos a algún colega

sin rastro de nubes podemos admirar lo grandioso del valle

Gracias por acompañarnos, ha sido un gran placer

Como niño con zapatos nuevos

 Fin de fiesta en Potes, mañana más……(montañas)

 

Ésta es la ruta en Geogle Earth:

 

Track de la ruta en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3147508

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. jose maria

    tener a manuel ramon de acompañante es como un guiso con to sus abios

Deja un comentario