28. Peña Trevinca – Orense

 

 

Desde luego, como diría alguien sensato, “Hay que estar loco”, nuestra afición de subir los 50 techos está llegando a un momento en el que los desplazamientos nos condicionan en gran medida ya que los que nos quedan van siendo por el norte y hay que ver lo lejos que está el norte desde nuestro pueblo, pero todo es ponerse y no pensarlo mucho.

En esta ocasión hemos hecho una “escapada” a las increíbles tierras gallegas, y lo primero que se nos viene a la mente han sido nuestros dos recorridos por el Camino de Santiago, recordando pasajes y momentos inolvidables, es por lo que les dedicamos cariñosamente esta aventura a nuestros hermanos de camino Manolo Álvarez (2008 camino primitivo) y Juan Carlos Barrera ( 2009 camino francés) y a otros tantos que desde entonces forman parte de nuestros recuerdos por estas tierras. Va por ellos/as.

Ruta: Subida a Peña Trevinca (Sierra Segundera – Montes de León – Macizo Galaico-Leonés).

Ubicación: Límite entre Zamora y Orense. Nosotros subimos desde la Laguna de los Peces (San Martín de Castañeda – Parque Natural de Lago de Sanabria).

Fecha: 25/05/2012.

Alt. máx.: 2139 metros.

Alt. mín.: 1597 metros.

Desnivel positivo: 873 metros.

Porcentaje medio positivo: 7,83 %

Porcentaje positivo máximo: 34,45 %

Desnivel negativo: 904 metros.

Porcentaje medio negativo: 7,53 %

Porcentaje negativo máximo: 35,36 %

Distancia: 24,69 km.

Tiempo: 7 horas 36 minutos.

Dificultad: Media – Alta (por el desnivel y la distancia)

 

 

Nuestro primer objetivo es subir el Peña Trevinca desde la Laguna de los Peces en la parte de Zamora, ya que este pico comparte su mayor altura para las provincias de Zamora y Orense, y tenemos entendido que la subida por la parte norte está muy castigada por explotaciones mineras que afean el territorio.

Desde San Martín de Castañeda se va elevando una camino asfaltado que va dejando unas preciosas vistas de los Lagos de Sanabria, y acaba en un aparcamiento cercano a la Laguna de los Peces, sitio parece ser muy visitado, pero para nosotros sobre las 7’15 de la mañana que llegamos, no había nadie y las luces y reflejos en el agua de los primeros momentos matutinos, presagiaba de tendríamos un fabuloso día por estas tierras.

 

 

 

Este pico tiene la característica que después de superar unas primeras elevaciones de cerca de 300mtrs de desnivel, tienes que bajar al nivel del valle del rio Tera hasta la base, con lo que se incrementa la subida a la cumbre en más de 700 mtrs de desnivel.

Otra de las características es que llegan a ser mas de 24km de recorrido de ida y vuelta, así que a tomarse las cosas con tranquilidad y a disfrutar del paseo.

La primera decisión es que camino coger para la primera parte hasta el valle, al final nos encaminamos hacia el NO, que es el menos frecuentado, pero podremos ver la Laguna Ventosa que está en la meseta de la primera elevación y también es un desnivel algo menos pronunciado. La otra ruta marcada con balizas azules la dejaremos para la vuelta.

Desde el primer momento lo que más nos llama la atención es la cantidad de agua que hay por todo lados durante todo el recorrido,teniendo que sobrepasar arroyos y zonas empantanadas, también nos llama la atención las fuertes tonalidades de verdes por todos lados, invadido de un montón de florecillas y sobre todo un arbusto que creo que es brezo florido con flores color rosa magenta, que lo inunda todo.


Sabemos que es una zona de lobos y nos gusta imaginar que es una de sus huellas

 

Una vez superado la primera elevación, nos topamos con una meseta con la laguna Ventosa y otra más pequeña y lo que no se puede ver en las fotos es el incesante sonido de ranas que nos rodea, sonido que se convierte en una constante cuando te acercas a zonas de mucha agua como el pantano posteriormente.

 
Desde este punto aún no se ve el Valle del Tera que va quedando a nuestra derecha, pero si quedamos impresionados con la primera visión del conjunto de montañas con neveros que tenemos enfrente y podemos divisar por primera vez en Peña Trevinca aunque solo su ansiada cumbre.

Comenzamos el descenso de 300 mtrs en dirección al valle y podemos empezar a ver el pantano de la Vega del Conde, pudiendo ver claramente la cabecera con una pequeña presa a nuestra izquierda de donde nos encontramos, decidiendo bajar por ese lado para atravesar el pantano y ver esta parte del valle y dejar la otra ruta para la vuelta.

 

 

 

 

piornos, servales y arándanos nos hacen compañía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez que atravesamos la presa iniciamos camino por la parte izquierda de pantano estando inundado en muchas ocasiones por charcas de toda el agua que viene de las laderas, disfrutando de los brillos de luz en el agua y del continuo sonido de las ranas a lo lejos.

 

Hay una parte de camino con ruedas de algunos vehículos (domingueros), que aunque el firme está muy mal, algunos llegan por la pista de la presa, siendo demandado por los vecinos que debería estar el acceso cortado por temor a que se pierda e encanto del lugar y se deteriore.

 

Podemos contemplar ejemplares de rana común (rana perezi). Estrictamente acuática, su coloración es variable, dorso verde, pardo, olivazo, o grisáceo, a menudo con línea vertebral amarilla o verde

A los pocos metros nos topamos con el Chozo de la Majada de los Trefacios, con una estrutura sólida y colocado en un prado precioso. El refugio no está nada mal para lo que nos solemos encontrar, no sabemos si hay alguien que lo cuida, pero no hay apenas basura y “dentro de lo que cabe”, está habitable.

Seguimos caminando y hacemos la curva del pantano que lo llaman el cordal del Torno,que acaba en un puente rústico que será nuestro camino de vuelta y conforme vamos girando, vemos el valle del Tera en todo su esplendor con el Peña Trevinca al fondo. La zona está tan cargada de estímulos, color y rincones, que es muy tentador quedarse tirando fotos sin seguir caminando, pero tampoco podemos entretenernos ya que nos queda una jornada muy larga.

Continuamente vemos mucho pasto de montaña, matorral, brezo, arándanos, retama blanca y amarilla entre otras y un sin fin de plantas que desconozco, pero es una zona desarbolada, debido al clima y a la deforestación humana en el pasado.

Entre vacas con terneros, que nos hacía mantenernos a distancia ya que en estas circunstancias no te puedes fiar,, seguimos caminando hacia nuestro objetivo por la parte izquierda del rio con muchas charcas y flores.

Otra cosa que son sorprende en este punto es como el arroyo se ve inundado de florecillas blancas y amarillas dentro de su curso, formando un serpenteo de flores acuáticas que nos acompaña un rato.

 

 

Conforme nos aproximamos a la base, vemos a nuestra izquierda el arroyo formando una pequeña cascada del nacimiento del arroyo Maseirón donde nos pararemos a la bajada y a la derecha del Trevinca el Tera donde es perfectamente detectable su nacimiento en la ladera de la montaña..

 

 

 

Peña Trevinca es la máxima elevación del grupo de sierras de Segundera, Eje y Cabrera, en el núcleo meridional del sistema de los Montes Galaico-Leoneses, dando lugar a un conjunto montañoso en forma de estrella. También es este pico punto de encuentro entre las provincias de Zamora, León y Orense.

Y comenzamos la inevitable subida, pasito lento y…………………………….

Nos reconforta mirar hacia atrás y disfrutar del magnífico espectáculo del valle del Tera

Poco a poco el ascenso se hace inevitable y con paciencia vamos ganando altura, pudiendo ver a medida que avanzamos la inmensidad del valle por el que veníamos. Éste es un valle profundo de origen glaciar en forma de U o artesa, de largo desarrollo con circos altos en las cabeceras.

 

después de 12 km. Por fin nuestro objetivo 27

En la cumbre hay una cruz de hormigón caída, que debió coronar la cima en algún momento, según parece han sido las condiciones meteorológicas la que la tiraron, pero la base está en lugar contrario al pilar donde se sujetaba, así que alguien (con mucha fuerza) le daría la vuelta, y quedó como la veis.

 

El circo del antiguo glaciar

 

 

Después de deleitarnos un rato y comernos el bocata que el amigo Fran nos preparó con mucho cariño en Marchena, nos despedimos de esta cumbre e iniciamos el regreso al coche.

 

 

 Nos detenemos a llenar las botellas en la cascada que viene del nacimiento del arroyo Maseirón

Hacemos otra parada el el puente por donde cambiaremos la ruta de vuelta, que es la mas utilizada y orientada por balizas azules y grandes hitos

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde aquí iniciamos el ascenso por una loma ancha

Visitamos el refugio-vivac del Rio Sanpedro muy preparado en esta zona

Esta subida también está llena de arroyos y charcas

Una última mirada de despedida al Peña Trevinca y al Valle del Tera

y una vez en la cumbre se ensancha el camino hasta encontrarnos de nuevo con la Laguna de Los Peces

En los aparcamientosi hay batantes mas coches e incluso un autobus, pero curiosamente ni un alma cerca, ni tampoco nos hemos tropezado a nadie en el camino. Será cosas de Meigas.

Nos despedimos de la zona y ponemos rumbo a la sierra de Los Ancares, en Lugo, donde por la mañana iniciaremos una nueva experiencia.

 

Pequeño vídeo en la cumbre, satisfacción, viento y bocata de salchichón.

http://www.youtube.com/watch?v=q1Sxc7M2hY0

 

 

 

Bajar el track desde Wikiloc, AQUÍ

 

 

 

 

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Ruben Pruna

    Mi envidia sana se va tornando poco a poco en envidia de la mala…. Enhorabuena, muchachos!!

  2. prima Conchi

    Qué bien os lo montais muchachotes, qué preciosidad de paisajes, son divinos y del pulpo no digo nada….. menuda pinta.
    Besos para todos.

  3. JOSE LOPEZ PEREZ

    SEGUID POR ESE CAMINO QUE ARRIBA ESTÁ EL PREMIO . MIS FELICITACIONES . ABRAZOS .

Deja un comentario