Primer intento de subir el San Millán- Burgos

 

 

Nuestra aventura por el pico más alto de Burgos, el San Millán, ha sido nuestro primer fracaso en el intento de llegar a una cumbre, aún así  la experiencia ha valido la pena en muchos aspectos: por un lado por conocer el precioso valle del rio Urbión después de varios días nevando y por donde nadie había pasado, lo que suponía postales y rincones de la sierra de la Demanda en unas condiciones únicas y espectaculares, al menos para nosotros, y por otro lado ha supuesto conocer algo más de nosotros mismos y lo que supone enfrentarnos a este tipo de frustración, de no cumplir el objetivo marcado después de muchísimos kilómetros, y de un gran esfuerzo para quedarnos solo a 300 metros de desnivel de la cumbre.

 

 

 

Ruta: Intento subida al San Millán (Sierra de la Demanda).

Ubicación: Santa Cruz del Valle de Urbión (Burgos).

Fecha: 15/04/2012.

Alt. máx.: 1845 metros.

Alt. mín.:  1045 metros.

Desnivel positivo: 800 metros.

Porcentaje medio positivo:11,86 %

Porcentaje positivo máximo: 27,33 %

Desnivel negativo: 801 metros.

Porcentaje medio negativo: 13,16 %

Porcentaje negativo máximo: 31,18 %

Distancia: 13,34 km.

Tiempo: 6 horas 45 minutos.

Dificultad: Muy alta (Por la nieve polvo y escasa visibilidad).

 

Teníamos la idea de que el mejor camino para ascender hasta San Millán es desde la localidad de Santa Cruz del Valle Urbión en vez de Pineda de la Sierra, localidad ésta, desde donde sale otra ruta muy escogida por ser algo menos dificultosa y porque su inicio está por encima de los mil metros, y por eso mismo, temiendo que las carreteras estarían heladas así que preferimos salir desde Santa Cruz en una cota algo más baja.

  Al llegar a Santa Cruz, lloviznando como diríamos en Andalucía, lo vemos cubierto de pancartas en protesta de la implantación de una cantera próxima al pueblo con lo que los vecinos están muy indignados y con los que pudimos hablar del tema al regreso y firmar en contra de este proyecto.

 

Después de atravesar el pueblo, pasamos por una zona de huertos, el camino que discurre paralelo al río Urbión. Dejamos el coche en la zona recreativa Zurcia, por supuesto desierta y con espectacular verdor brillante del la humedad y salpicado con el blanco de la nieve por todos lados. 

 

Tomamos el camino que está bien indicado, pasando por primera vez un puentecito sobre el rio Urbión, que nos acompañará gran parte del recorrido en todo su esplendor por la nieve y la lluvia caída. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Toda esta primera parte discurre por un precioso camino que se va inundando cada vez más de nieve.  Vamos dejando varias indicaciones de otras zonas de la sierra que también son dignas de visitar y que en principio era nuestra intención, bajando por la zona que se conoce como de las cascadas, pero no pudo ser.

 

 Nos   vemos obligados a cruzar varias veces el rio Urbión, en un primer momento con puentes bien preparados.

 

Toda esta primera parte es un estupendo espacio para disfrutar con la familia y amigos de la naturaleza, bien preparado para un fabuloso día de campo cerca de las montañas. Suponemos que en verano será un buen sitio para un baño fresquito.

 

 

Continuamos subiendo siempre paralelos al cauce del rio.

Conforme se sigue subiendo hay que cruzar varias veces el rio  saltando por las piedras, que en otra época del año quizás no tenga complicación, pero en nuestro caso se planteó en algunos momentos de dificultad por la cantidad de agua que bajaba, teniendo que buscar los sitios más apropiados.

Continuamos por el bosque de hayas con algunos acebos de hojas verdes brillantes y la nieve sin haber sido pisada, con lo que podemos ver claramente las huellas de distintos animales que cruzan el camino adentrándose en el bosque.

El camino va ascendiendo progresivamente y cada vez con más nieve y tras superar los 1600 metros el hayedo va desapareciendo.

Nuestro destino, que debería ser un collado que se sitúa a la derecha del San Millán, se convierte en un enorme muro blanco que se une el cielo también blanco, que nos desorienta totalmente y solo gracias al gps y a la idea que teníamos de los mapas, pudimos intentar saber donde estábamos

La ascensión se complica cada vez más ya que no veíamos más de unos metros y en continuo y pronunciado ascenso con nieve hasta las rodillas que dificultaba nuestro paso, encontrándonos cada vez mas agotados. Después de varios intentos en los que nos planteamos si continuar o renunciar, llegamos hasta los 1840 mtrs según el gps y sabíamos que estábamos cerca, pero eran más de 300 metros de desnivel en muy malas condiciones y sin dejar de nevar, por lo que decidimos darnos la vuelta y que volveríamos en otra oportunidad, a las 13’00h después de algo más de 4 horas de marcha

Es, cuando nos damos la vuelta, cuando nos damos cuenta de lo cansados que estábamos, siendo el regreso más costoso de lo que esperábamos, unido a que en una de las ocasiones que cruzamos el rio y una vez en habiendo llegado a la orilla contraria resbalo desde arriba y me meto en el agua hasta casi la cintura, con lo que os podéis imaginar el regreso tan fresquito y húmedo hasta el coche.

 

 

 

 

Lo cierto es que como os decimos la excursión mereció la pena y todos sabemos, “la montaña siempre estará en el mismo lugar”, esperándonos y esperándote.

 

 

 

 

Ruta en Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2789108

Perfil con kilómetros y cota alcanzada

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Enrique Aranda

    Que no lo conseguisteis, ¡y qué!. Buen intento, preciosos paisajes y bonitas fotos. Así que hasta la próxima, y así seguiremos disfrutando.

  2. MIGUEL ÁNGEL RAMOS ALFONSO

    El verano será buen momento para intentarlo. Las fotos son fantásticas. Por cierto, ¿qué sería una caminata sin caida de Carlos en un río.
    Enhorabuena por las fotos y por los comentarios.
    Saludos cordiales

  3. Magnífico. Fotos espectaculares. Una experiencia envidiable.

    Enhorabuena.

    Saludos.

Deja un comentario