19. Rocigalgo – Toledo

 

Ruta: Subida al Rocigalgo
Ubicación: Parque Nacional de Cabañeros. Desde Los Navalucillos tomar la carretera CM-4155 dirección Robledo del Buey. A mitad, coger una pista dirección las Becerras.
Fecha: 05/12/2011
Alt. máx.: 764 metros.
Alt. mín.: 1452 metros.
Desnivel: 688 metros.
Distancia: 19,7 km  (ida y vuelta).
Tiempo: 5 horas 27 minutos (ida y vuelta).
Dificultad: Fácil.
Os dejo una descripción de la ruta, hecha por Carlos:
Nuestra aventura por los Montes de Toledo aunque no lo parezca, comienza en Fuentes de Andalucía, donde después de compartir la mañana en la carrera de “los Chamuscaos” con el Club Maratón Marchena, en la que fuimos testigos de la puesta de largo en esto de las carreras del amigo Pepe M. Metro, metimos algunas cosas en las mochilas y emprendimos un largo viaje hasta estos Montes de Toledo,  donde se encuentra nuestro siguiente objetivo, el Pico de Rocigalgo en pleno Parque Nacional de Cabañeros. El viaje estuvo amenizado casi en su totalidad por el apasionante partido de tenis entre Nadal y del Potro en la final de la Copa Davis, cambiando  de canal y comentaristas según íbamos perdiendo las frecuencias por el paso de los kilómetros para no perdernos detalle, por cierto y aparte de todo debo reconocer lo difícil que resulta radiar un partido de tenis manteniendo la emoción del momento golpe a golpe.
Bueno a lo que iba, decidimos subir por la Ruta de la Plata para coger la carretera de Madrid que sale de Mérida y la seguimos hasta Talavera de la Reina y nos desviamos al sur hasta el pueblo de Los Navalucillos, donde llegamos de noche y con las energías justas para buscar algo de comer y dormir lo antes posible.

Por la mañana temprano retomamos la carretera, que no es más que una calle que atraviesa todo el pueblo, en dirección a Robledo de Buey, conducimos despacio para no pasarnos las indicaciones y cual no fue nuestra sorpresa cuando cruza por delante del coche una impresionante cierva, quedando ella y nosotros impactados por el momento. A solo unos 16 km nos encontramos un desvío a mano izquierda donde se nos indica una pista bien señalada en dirección al Área Recreativa “las Becerras” y que estamos entrando en el Parque Nacional de Cabañeros, en concreto por su extremo noroeste.

 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-83

Esta pista empieza a descender algo más de 4 km hasta llegar a un encantador lugar donde hay habilitado el área recreativa lleno de colores y árboles con distintas tonalidades del fin del otoño. A partir de aquí la pista comienza a ascender  unos tres kilómetros más hasta llegar a una zona de aparcamientos a la entrada del parque. 

En esta zona hay una caseta donde hay que registrarse dando nuestros datos y donde la mujer responsable de aquello nos intenta hacer una descripción rápida del recorrido y nos da algunos folletos, aprovechamos para hablar con ella de las distintas zonas del parque y de otras excursiones así como del proyecto que tenía el Ministerio de Defensa en 1998 de hacer de la zona un campo de tiro para aviones de combate, lo cual afortunadamente  no sólo no se llevó a cabo, entre otras cosas por la presión popular y de los grupos ecologistas, sino que fue declarado Parque Nacional.
 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-2 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-3 DSC08498 DSC08499

 

Iniciamos nuestra ruta, 9’15 de la mañana y  -1ºC. La primera parte va ascendiendo por una pista ancha durante algo más de tres km. Toda la vegetación en de bosque Mediterráneo  y en casi  todo el recorrido  vamos rodeados de jaras y tarajes, así como encinas mayoritariamente.

 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-6 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-7 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-8 DSC08500 DSC08503
 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-4 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-7 DSC08509

La pista llega a una zona donde hay una casetilla para extracción de agua del arroyo que ha venido acompañándonos todo el camino y que  seguirá con nosotros hasta cerca de la cima.

Aunque la pista parece que continúa de frente debemos dejarla y empezar un pronunciado desnivel a mano izquierda y que está preparado con unas escaleras de madera que facilita el ascenso, a partir de aquí casi todo el camino es una senda estrecha bien marcada y señalizada hasta la cima, aunque hay un par de puntos donde es importante no despistarse. En toda esta primera parte, la senda va incrustada en un bosque de encinas que incluso la cubre, dando la impresión en algunos trozos de un túnel de vegetación.
 DSC08512DSC08511DSC08510 DSC0851305122011-ROCIGALGO_TOLEDO-11DSC08514 DSC08515 DSC08516
A unos 900 metros de altitud encontramos una indicación hacia la cascada del Chorro, un bonito salto de agua de unos 18 m de altura.
 DSC08517 05122011-ROCIGALGO_TOLEDO-13

Tiene  una especie de mirador de madera con un indicador donde dice que este espacio en un “Edén del Norte”, debido a que la vegetación que allí se conserva es propia de latitudes del norte y que han quedado en estos puntos tras la retirada del hielo después de las glaciaciones.

Continuamos subiendo por la estrecha senda en la que por momentos se incrementa bastante el desnivel y llegamos a una zona llana con una gran muralla de piedra en frente. La tendencia puede parecer seguir hacia esta pared de roca pero tenemos que fijarnos bien ya que a la derecha continua nuestra senda, y aunque está señalada a ambos lados con montoncitos de piedras, no es difícil pasárselo.

Continuamos ascendiendo aunque no de manera acusada y pasamos por una zona que aquí le llaman pedrizas y no es más que unos canchales de piedra que hay que pasar ya que invaden toda la ladera y por supuesto nuestro camino.
Lo siguiente que nos encontramos es una zona conocida como “las Cornisas”. Este punto es bastante atractivo por lo peculiar de su paso, entre una  pared de piedra que en ocasiones te cubre a modo de techo y por el otro lado un fuerte terraplén hasta el arroyo. Aunque el sitio puede impresionar no es un paso de extrema dificultad, eso sí con algo de cuidado y sin hacer tonterías que pueden resultar caras.
Seguimos subiendo hasta encontrarnos con otro indicador hacia la “Chorrera Chica” a unos 1.110m de altitud, pero decidimos pasar de largo y visitarla más tranquilamente a la vuelta. La senda continúa cercana al arroyo hasta que este se estrecha y hay que cruzarlo, en este punto  también es fácil despistarse, ya que podemos tender a seguir con la senda que traíamos y aunque está cortada con algunas ramas y troncos secos, son apenas perceptibles.
Lo dicho, hay que cruzar el arroyo y despedirnos de él y pasar por una zona estrecha que se va abriendo camino por un majestuoso bosque de robles que han dejado el suelo con un espeso tapiz de hojas pero que nos lo podemos imaginar  lleno de sombra en verano. Seguimos subiendo por este bosque hasta que salimos a una zona que la conocen como “el Collado”, desde donde ya podemos ver claramente la dirección de nuestro objetivo.
A partir del Collado, la ascensión vuelve a ser por una pista mas ancha que va ganando altura hasta la cima y desde donde podemos empezar a disfrutar de las vistas. En la zona de la cumbre siguen las indicaciones, primero pasamos por una elevación que está señalada con una gran montón de piedras, pero este no es el que buscamos, a unos escasos 200 m se encuentra el vértice geodésico y es donde nos podemos felicitar por nuestro objetivo número 19.
Desde aquí y en un día limpio como el que tenemos podemos divisar al norte toda la zona nevada de Gredos y al sur la gran extensión hacia Ciudad Real del Parque Nacional. Después de las fotos y de comernos algún que otro mazapán, iniciamos el camino de regreso.
En la vuelta nos entretenemos algo en la Chorrera Chica, otra cascadita muy bonita y aunque no tan preparada como la anterior, deja un espacio encajonado y encantador.
Volvemos por nuestros pasos y es cuando empezamos a ver algunos grupos de personas que suelen llegar hasta los saltos de agua y poco más, por lo que ha sido un gratificante paseo en solitario, solo con el ruido del agua y de nuestros pasos. Ya algo cansados llegamos hasta el coche y aunque la ascensión ha sido paulatina y con bastantes puntos de interés y entretenimiento, el recorrido de ida y vuelta es de más de 19 km que hemos completado en casi 5 h y media (sin tener en cuenta que tuvimos que desandar un trozo para buscar el reloj que se le había caído a Ramón).  

 

El mapa de la subida es el siguiente:

 

maparocigalgo
El perfil de la subida es el siguiente (ida y vuelta):
perfilrocigalgo
Y para todo aquel que quiera el track para el gps, puede descargarlo de AQUÍ (En “Archivo”, y luego “Descargar”)
Y para ver la ruta directamente de Wikiloc, AQUÍ

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 Comentario

  1. Parque Nacional de Cabañeros

    Buenas tardes, hemos observado que el enlace que tienen en su página, para dirigirse al Parque Nacional no lleva al Parque Nacional de Cabañeros, sino a una empresa privada. Les agradeceríamos que lo sustituyesen por: http://www.magrama.gob.es/es/red-parques-nacionales/nuestros-parques/cabaneros/.
    Saludos.
    Muchas gracias.

Deja un comentario