Este es el resumen de la ruta hacia el Gorbea:
Gorbea perfil
Ruta: Subida al Gorbea
Ubicación: Desde Vitoria tomar la carretera N-622 hasta la salida 17, dirección Zárate por la A-3610.
Fecha: 12/11/2011.
Alt. máx.: 828 metros.
Alt. mín.: 1481 metros.
Desnivel: 653 metros.
Distancia: 20,2 km  (circular).
Tiempo: 4 horas 45 minutos.
Dificultad: Fácil.
Os dejo una descripción de la ruta:
El día 12, día siguiente de subir el Aitxuri y tras una noche de picas, zuritos y chiquitos de tinto por el casco viejo de Vitoria (siempre con moderación, “como nos caracteriza”), iniciamos la ascensión hacia el Gorbea, algo cansados pero con muchas ganas de cumplir nuestro objetivo de alcanzar el techo de la provincia, más bien de las provincias, ya que en este caso es compartido entre Álava y Vizcaya, con lo que conseguiríamos el  número 17 y 18 en una sola tacada.
Los planes para la ascensión no se parecen en nada a los que nos habíamos propuesto cuando salimos de Marchena, ya que pensábamos subir por la parte vizcaína (desde el puerto de Barazar), que es una ruta marcada como de las más “montañera” entre las varias posibles, según habíamos leído. Nos dejamos orientar por  Luis y  Raúl y el plan que seguimos consistía en subir desde la localidad de Zárate y bajar por Sarria donde él nos recogería para almorzar juntos en Murgia, plan mucho más apetecible que el nuestro.
El día se prometía bueno sin apenas frío, claro y soleado. Desde el coche y camino al Parque Natural del Gorbea vemos que la cumbre no se puede ver ya que está totalmente cubierta de nubes, por lo que nos tememos que nos pase como en la ascensión del día anterior en la que no pudimos disfrutar demasiado de las vistas.
DSC_0151
Después de dejarnos Raúl en la salida (situada un antiguo lavadero) de la pequeña localidad de  Zárate, iniciamos nuestro paseo por un camino situado a su izquierda y a los pocos metros nos encontramos con una puerta metálica y un aparcamiento, desde donde salen dos grandes senderos, y cogemos el de la derecha como nos indicaron un grupo que se encaminaba a la recogida de setas, a partir de aquí el camino está muy señalado con carteles y flechas.
DSC_0152 DSC_0154 DSC_0155 DSC_0157 DSC_0161 DSC_0162
Los caminos de subida al Gorbea como nos indicó ayer Asier son caminos muy “domesticados”, haciendo referencia a que son muy utilizados para la caza, la recogida de setas o simplemente para el paseo hasta el Gorbea, o los múltiples prados que nos fuimos encontrando. Aún así podemos decir que no nos tropezamos mucha gente en el trazado, aunque sí vimos a personas diseminadas por medio del bosque dedicados a la recogida de setas, una afición muy extendida y disfrutada por los vecinos.
DSC_0163 DSC_0164 DSC_0165 DSC_0166 DSC_0167 DSC_0169
El camino es siempre ancho y va alternando prados entre las subidas que aunque nos iban haciendo ganar altura, no resultaron especialmente costosas. Desde el principio nos va acompañando un frondoso bosque de robles salpicado con algunos acebos con su peculiar verde oscuro y brillante. Después de pasar por un bosque de reforestación de pinos, el paisaje se va abriendo dando paso cada vez más a las hayas, pero pronto desaparecen, encontrándonos en un terreno cada vez mas alto donde no hay árboles aunque si sabinas y matorral que nos acompañan casi hasta la base del Gorbea.
DSC_0175 DSC_0174 DSC_0173 DSC_0172 DSC_0171 DSC_0170
Hay que decir que en algunos momentos de la subida nos hemos encontrado algo desorientados, ya que no hemos podido ver  la cumbre casi en ningún momento. Entre los árboles y que estaba tapada por una nubosidad intensa, no sabíamos muy bien a donde nos dirigíamos. De pronto se levantan algo las nubes y vemos delante de nosotros una gran mole redonda ¡ahora empezamos a saber  lo que nos queda!, e incluso en algún momento podemos ver a lo lejos la enorme Cruz de 17 metros que hay colocada en la cumbre.
DSC_0187DSC_0192DSC_0191DSC_0189DSC_0188DSC_0193

Por cierto, que esta cruz es la tercera que se coloca en esa cumbre.

La primera cruz se inaugura en noviembre de 1901 como símbolo de la cristiandad y dar la bienvenida al siglo XX. Su altura, 33’33 metros, fue la causa de que no aguantara en pie más que un mes. Las duras ventiscas que azotan la desnuda cima del monte la tumbaron el 12 de diciembre de 1901.
La segunda cruz, un poco más modesta (25 metros) fue inaugurada en octubre de 1903, y de nuevo tumbada por otra ventisca en junio de 1906. Nosotros pudimos comprobar in situ como se las gasta el dios Eolo por estos lares.
La actual, la tercera, es rebajada hasta los 17 metros actuales. No se sabe cuando se colocó. La primera noticia es de 1912, y lo curioso es que tiene una estructura parecida a la de la torre Eiffel: estructura metálica de base cuadrada de 5 m. de lado, cuyos cuatro pies están empotrados en zapatas de hormigón, que sobresalen por encima del terreno para protegerlos de la corrosión, y ¡atentos! los pies N. y E. están en Vizcaya y los S. y O. en Álava. Por eso, con esta ascensión cubrimos dos provincias.  
DSC_0178
Pero volviendo a la descripción, el último tramo de ascenso aunque algo más empinado, se puede subir por donde quieras ya que es una enorme alfombra verde y suave que facilita mucho la llegada. El problema comienza cuando vamos ganando altura y nos vemos sorprendidos por un fortísimo viento muy frío del sur que arrastra muchas nubes y lo mismo se despeja el horizonte como nos quedábamos sin visibilidad. ¡Ahora entendemos por qué ha habido ya tres cruces!.
Una vez situados en la cumbre, vemos como desde distintas direcciones van acercándose otros/as caminantes hasta la Cruz, incluso llegamos a ver el ascenso de un grupito de ciclistas, en cualquier caso no se acumula gente ya que no se podía disfrutar mucho del momento por el fortísimo viento y el frío, que hace que después de hacerse fotos y disfrutar un poco del paisaje cuando las nubes van dejando, todo el mundo salga pitando del sitio.
DSC_0203a
Nuestro 17 y 18 picos. Gorbea, 1548 metros (Álava y Vizcaya)
Además de la cruz, y debajo de ésta, nos encontramos con una imagen de la virgen de Begoña en bronce. También hay una mesa de orientación y un pequeño buzón en forma de casa que fue instalado en 1926 por el Athletic Club de Bilbao.
DSC_0215 DSC_0217DSC_0176
Nadie de los que allí estaban tenían decidido bajar por donde nosotros por lo que disfrutamos de un descenso tranquilo y sin compañía. La bajada desde su inicio es muy agradable ya que seguimos caminando durante un buen trecho por esta alfombra verde y suave, con un descenso progresivo por prados preciosos y de postal, muy verdes y salpicados de algún que otro rebaño de ovejas. Poco a poco va desapareciendo el frío y va reapareciendo el espléndido día que teníamos al inicio de la subida.
 DSC_0168 DSC_0220 DSC_0224a DSC_0228 DSC_0230 DSC_0231 DSC_0235 DSC_0237a DSC_0244a DSC_0245 DSC_0246 DSC_0247
Conforme vamos llegando al valle nos encontramos con otra agradable sorpresa, el impresionante río Bayas que nos regala rincones preciosos para la vista donde ya empezamos a ver grupos de familias y amigos disfrutando del día. El sitio está repleto de colores: dorados, de las impresionantes hayas, y verdes, de altísimos abetos canadienses que hay reforestados en una zona del margen izquierdo.
 DSC_0197 DSC_0206 DSC_0209 DSC_0248 DSC_0251 DSC_0254 DSC_0255 DSC_0256 DSC_0258 DSC_0259 DSC_0260 DSC_0261 DSC_0262 DSC_0273a

 

Desde este punto quedan unos 4 kilómetros para llegar hasta el final del recorrido que los podemos disfrutar siempre acompañados por el río.

DSC_0263 - copia DSC_0265 - copia DSC_0268 - copia DSC_0269 - copia DSC_0271 - copia DSC_0275 DSC_0279 DSC_0282 DSC_0283 DSC_0284 DSC_0286

Al final llegamos a una extensa  zona de aparcamientos donde se encuentra el Centro de Interpretación del Parque y donde nos espera Raúl para felicitarnos y con el que nos deleitamos de un buen cañón, un vaso grande de cerveza.
DSC_0293
Para rematar la mañana nos encaminamos hacía Murgia donde nos espera Luis en lo que ellos denominan una Sociedad de Caza, llamada Zuia Sport, llena de cazadores que acaban de  bajar de la sierra con un jabalí y una cierva como trofeo.
En este lugar, entre ellos hacen la comida y podemos degustar  de un espléndido revuelto de hongos recién cogidos, ensaladas y un gran chuletón de ternera, regados con cervezas y riojas, ¡que más se puede pedir!. Nosotros colaboramos con una morcilla de asadura del amigo Fran Martín López a la que no están acostumbrados ni habían visto antes. En definitiva no tenemos más que palabras de agradecimiento por la acogida y el disfrute de éste especial momento.
DSC_0304
 DSC_0309
Al día siguiente, y antes de coger el avión, nos dio tiempo de pasear por Bilbao, su ría y su casco viejo.
DSC_0229 DSC_0278 DSC_0324 DSC_0358 DSC_0226111 Panorama_sin_título 3a
El mapa de la subida es el siguiente:
mapagorbea
El perfil de la subida es el siguiente (ida y vuelta):
perfil
Y para todo aquel que quiera el track para el gps, puede descargarlo de AQUÍ (En “Archivo”, y luego “Descargar”)
También podéis ver una reseña de los dos vértices geodésicos del Gorbea por el IGN. AQUÍ y AQUÍ.
Y para ver la ruta directamente de Wikiloc, AQUÍ